Cómo dar de alta la luz en una vivienda: las preguntas más frecuentes de los usuarios

Si te cambias de casa no siempre se tiene que empezar con los trámites para establecer el suministro eléctrico en el hogar. Pese a que su gestión supone un verdadero quebradero de cabeza, debido al enorme desconocimiento de la materia y las actualizaciones que se realizan, la realidad es que se trata de un proceso sencillo y fácil de realizar. En este artículo vamos a despejar las dudas más frecuentes que puedan surgir a los usuarios acerca de esta tarea para poder llevarla a cabo con éxito.

Cómo se puede realizar el trámite de alta de luz para la vivienda

Para empezar, es importante saber que toda esta gestión se puede realizar por las tres vías existentes: tanto por teléfono como vía telemática o asistiendo de manera física a una de las oficinas de las empresas comercializadoras, que son las encargadas de dar el aviso para efectuar el alta de luz en la vivienda.

Cuántos días suele tardan en hacerse efectiva la orden de alta de luz

Desde el momento en el que el usuario presenta toda la documentación que exige la compañía comercializadora, suele tardar entre cinco y siete días en ponerse en marcha el proceso de instalación eléctrica. No obstante, hasta que la entidad distribuidora no aprueba los trámites, no se empieza la conexión de la red.

Por esta razón es tan relevante que los consumidores empiecen con este proceso cuanto antes, más que nada porque se puede dar el caso que se precise realizar una instalación de maquinaria, como una caldera, que puede afectar al diseño del inmueble, además de que los usuarios estarían una semana sin suministro. Lo ideal sería arrancar con la gestión mientras se realiza la mudanza o las reformas para no perder el tiempo.

Existen varias razones por las que varían estas fechas, puesto que se pueden producir retrasos a la hora de dar de alta la luz. La principal supone la falta de documentación o la inexactitud de en las referencias que se han presentado. Se recomienda que para evitar estos problemas, se revisen todos los papeles y datos antes de entregar a la comercializadora.

Qué documentación requiere el usuario para presentar a la empresa comercializadora de luz

Una vez se recibe la petición de alta de luz por parte del usuario, la comercializadora pide los siguientes documentos para revisar: 

  • Nombre, apellidos y DNI del titular del contrato 
  • Código Universal de Punto de Suministro (CUPS) 
  • Boletín o certificado de instalación eléctrica 
  • Potencia eléctrica contratada 
  • Número de cuenta bancaria donde domiciliar las facturas generadas 

Con todo, se comprueba que todos los datos son correctos para proceder al envío de la orden a la distribuidora de suministro. Este proceso suele tardar en función de lo que tenga cada empresa establecido: algunas tardan unas horas, otros 15 días. Es importante informarse de manera debida sobre los lapsos temporales, ya que pueden afectar en los planes de mudanza.

Qué es el CUPS y porque es tan importante 

Como bien se ha expuesto antes, el CUPS lo componen las siglas de Código Universal de Punto de Suministro. Se trata de un conjunto de número de entre 20 y 22 dígitos que indican el punto donde el suministro se encuentra conectado en la red eléctrica española.

Un detalle importante de este código es que si se le ha abierto una inspección antes, no se podrá dar de alta el servicio hasta que el expediente haya sido cerrado. Para ello, se recomienda ponerse en contacto con la comercializadora y realizar una petición alegando que hay un nuevo propietario y que no se han realizado cambios en el suministro bajo su responsabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Menú
Perfiles sociales